futuro.

Les dejo otro texto |escrito para la revista Atypica n° 37 “Futuro”|,  con la diferencia, para aquellos que ya la leyeron, esta vez están ilustradas por Jimena Fernández y yo. Resulta que ella hace unas nenas que a mí me encantan pintar,así que eso hicimos.

He estado particularmente ocupada, en mi proyecto textil Chiodo, los invito a clickear y conocerlo.

Enjoy!

“La ultima moda es sublime para los elegantes, escandalosa para los moralistas y ridícula para el hombre honesto” Gilles Lipovetsky

Tiempo, timing. Las modas son cuestión de tiempo. Si  estudiamos el ciclo de una moda, una onda, un estampado, un bolsillo, lo que quieras,  algunos dicen que este tiende a tener una vida media de 5-6 años. Al principio es la novedad, después el furor, y el ultimo momento es la revalorización de una tendencia aceptada ya por una sociedad. Aceptada y consumida. Empieza como cosa de pocos, luego se hace cosa de muchos y después la quiere el resto. Ejemplo: pensemos en el rebrote de los ochentas: las zapas botitas de cuero, los colores estridentes, las calzas, los vestidos ajustados y los peinados batidos. Desde la reaparición en las editoriales hasta hoy, esta tendencia recorrió un ciclo, ya todos sabemos de qué hablamos y no es ninguna novedad. Es más bien aceptado por todos, no importa si adoptado, hoy no asustamos a nadie con ponernos un pantalón pinzado de tiro alto y una remera de JEM.

Hace un tiempo, mirando los peinados de los Airbag en la tele (no se rían, es la verdad!) pensé “zas! Vuelven los noventas!” Hoy abro cualquier revista de moda de cualquier lado y la única palabra que leo “grunge”. La moda vuelve. Otros dicen, en un dictado pseudo-freudiano,  dicen que las modas tienen un periodo de reciclaje de 20 años, y se lo atribuyen a una supuesta identificacion entre madre-hijo/a. Eso explicaría bastante mi simpatía hacia las remeras con frases tontas y los aros dorados y grandes con textura trenzada. Algo así como “dime en que año naciste y te diré que zapatos comprarte”. La moda vuelve, pero como decía un amigo, nunca vuelve igual.De cualquier manera, La Moda no tiene un programa estático ni escrito en piedra. Emula más bien a la vida, que se mueve en forma de espiral, si tenemos suerte, ascendente.

Mi lado pesimista, piensa que todo lo que ocurre esta sugerido por las corporaciones: estas usan a los vehículos culturales como reductos de formación de gusto. Ni el cine, ni Internet ni la TV son libres a los deseos de sus consumidores sino que nosotros somos esclavos de sus prepotencias. Si, paranoico y maquiavélico. Como dijo Miranda Presley en “El diablo viste a la moda” con deliciosa gracia: “tu piensas que tomaste una decisión que te exime del mundo de la moda, cuando lo que estas usando fue elegido para ti, en esta habitación, de una pila de cosas”.

Donde hay un tejido (social) hay un sponsor, una propuesta novedosa, una oferta, una marca. Yo tampoco termine de leer No Logo porque me aburrió poco después de la mitad así que no quiero ni empalagarme con los discursos de las marcas.

La verdad es que cuando se abusa de un recurso en la moda, esta se recicla hacia el otro extremo. Después del excesivo lujo viene el minimalismo austero, después de los pantalones pitillo vienen los pantalones anchos y así. Mirando las cosas desde la vereda soleada, para saber que va a pasar (tema que nos obsesiona), lo mejor es observar, reflexionar, pero por sobre todo sentir, porque en el sentido esta el núcleo de las moda, el zeitgeist.¿Cambiará el ciclo? ¿Lo destruiremos por completo para generar un nuevo orden? Quisiera que seamos más independientes, responsables y únicos. Me niego a ser un perfil de consumo. ¿Es esto muy inocente? Quisiera que la corrida por la novedad diga un no grande como el tapado de Viktor&Rolf del Invierno 08. Ellos lo dijeron “amamos la moda, pero va muy rápido, queremos decir no!”

Quisiera  que reinventamos nuestra industria textil, que en un arrojo telúrico le pidamos a nuestra tierra también para vestir, no solo para comer y exportar. Que de esa industria nazca como ave fénix una identidad genuina y moderna, que esta industria no dependa de explotación humana y no estemos condicionados a  vivir de gustos y caprichos importados. ¿He caído nuevamente en la inocencia? No puedo no decirlo, si me encerrasen hasta que pase el tiempo, al salir es eso lo que me gustaría ver. Eso, y la paz mundial.

De los impermeables con blutooth ni hablo, porque el futuro de Marty McFly ya llegó y ahora le podemos pedir a las cosas que se sequen solas y que trasmitan datos. Ese futuro nanotecnologico es, como me lo han hecho ver, nostálgico. Es la visión del futuro que se tenia en el pasado, y la ambición de emular a la ciencia ficción siempre deja atrás lo de adelante, o sea es vivir con los ojos en el traste, o trasero, como le decimos los modistos.Un problema que tenemos los que trabajamos en la moda es que el pasado devino en una herramienta de trabajo, el presente ya paso, y el futuro es una perturbación anímica producida por una idea recurrente que produce malestar y ansiedad significativa, o sea, una obsesión.

Para ver toda-toda la revis online click acá: Atypica “futuro”

Una respuesta a “futuro.

  1. …Vamos Dani!!!! por la paz mundial y tu inocencia….

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s