Ahora o Nunca: Atypica n° 40

Nuevamente colaboré en la revista Atypica, en su número 40 (!!¡¡) con un nota de moda.

¡Me da una alegría cada vez que sale la revis! Para quienes no la conocen, es una bella publicación en papel y tinta, pero que también esta disponible para ver online.

 La revista en esta oportunidad vino toda dibujada por el gran Feli Pablo, además de traer unas producciones de moda relindas. Aquí la nota:

large amount of data
Hay un nombre para el nuevo “use y tire” de la industria de la moda en estas primeras décadas del siglo XXI: se llama FastFashion. De qué se trata? Es una nueva forma de producción por la cual un producto es “pensado” y en poquisimo tiempo (semanas) se puede ya comprar en las tiendas.
La cosa es que para vender muchas cosas a la misma persona, los productores del fast fashion necesitan renovar su stock periodicamente, varias veces en una temporada. Ya no existe primavera-verano y a los seis meses otoño-invierno. Sino que se impone una renovación constante a partir de lo que “pasa en la calle”. Novedades todas las semanas.
refresh refresh refresh
Con tan poco tiempo para producir, y tanto en juego, no hay tiempo para el fracaso: si en una semana un producto no se vende bien, se cancela el resto la producción y a otra cosa mariposa. Es que toda esta estrategia se basa en lo que pasa dentro de la tienda: los números. Estan movilizados en entender qué quiere la gente y dárselo, más que en generar  tendencias y despues tratar de vendéserlas al público. Por ejemplo la cadena Zara, ha logrado,según estadísticas, que el consumidor entre a la tienda 17 veces por año, mientras que a cualquier otra importante negocio “de marca” recibe en promedio 3 veces al año a la misma persona.
¿Porqué este sistema funciona tan perfectamente? Posibles respuestas: a la gente le encanta andar con lo último. A todos nos copa que esto sea “accesible”. A la gente no le interesa que lo que compra “dure”, aunque dentro de este sistema se opera con muchisimas calidades. Muchas fabricas o marcas “invisibles” no responden por su producto. Miles y miles de talleres y negocios,  bajo costo-baja calidad, alrededor del mundo al servicio de un mercado que demanda cantidad. El fast fashion te permite tener 10 prendas nuevas, en lugar de 3 prendas buenas.
hail to the thief
Algunos se cuestionan si esto esta matando a la moda. Es una pregunta más que interesante, porque nunca antes la moda fue tan democrática, en el sentido de que las últimas tendencias no quedan sólo reservadas a la elite. Digamos que la moda, lo que “se usa”, está a la mano del que la quiera seguir, a muchos precios diferentes. En este falso “se usa todo”, la atención está en el armado del outfit, en la congruencia de estilo editorial, en la caótica armonía entre los complementos de la ropa, en los elementos sorpresa. La importancia está en que el resultado, de un conjunto en el acto de vestirse, sea más que la suma de sus partes.
Sin embargo, en términos de creatividad, libertad de expresión y oficio de diseño,  sí son unos pocos los que pueden moverse en el mundo  de la moda con la libertad de estar más allá del mercado voraz de “lo último”.  En este orden, los diseñadores no son contratados o buscados por su voz, o su pulso para “decir” las cosas, expresar, sino para reeditar o readaptar eso que ya está hecho. ¿Acaso no tiene, este mercado, un doble discurso?
I hate fashion
Yohji Yamamoto (Tokio, 1943) es un diseñador consagrado y respetado en París desde 1981, que dirige dos lineas femeninas y una masculina, además de la marca Y-3 para la casa Adidas. Es un hombre que está en esta industria por el oficio. Hace poco, en un acto de rebeldía declaro que odiaba la moda. Después tuvo que explicar a qué se referia y dijo “En la moda se desviven por la tendencia, lo único que se preguntan es qué es lo que vendrá, y lo que yo busco es la elegancia atemporal. Siempre cuestioné a la moda, pero te lo puedo resumir diciendo: I hate fashion”. Cuando dice “timeless elegance” no pensar  en una imagen detenida en el tiempo tipo Chanel, sino más bien en una posesión de estilo, desinteresado por las efímeras corrientes dominantes.
En este mundo donde parece estar todo inventado, fabulosas cosas suceden cuando dos ideas que se suponen que nunca deberia mezclarse, se cruzan. Un ejemplo de esto fue cuando el dúo Run D.M.C agarró el tema Walk This Way de Aerosmith y lo rapeó encima. Esta sintaxis cambió todo, de un solo acto. La historia reciente arroja una lista exagerada de temas así, rockrapeado o rapeorock, ya que fue una nueva manera de estructurar canciones pop.
En la moda pasan cosas parecidas:  por el 2000 , Yohji quería hacer unas zapatillas para un desfile y se contacta con Adidas. Se entendieron lo más bien, y enseguida Adidas le pide asociarse para hacer Y-3, una marca de high fashion, bajo la tradición y herencia de las tres tiras, con el oficio y la mirada particular de alguien alejado del “deporte”.
Ya la indumentaria deportiva estaba completamente filtrada en el vestuario diario de cualquier persona, pero la innovación de esa junta consiste en la sinergia estos dos conceptos, equilibrio y belleza, y nuevo paradigma.
No hay dudas que la práctica de la “colaboración” entre marcas y empresas,  artistas, diseñadores, músicos, cineastas etc etc está en su cumbre. Por un lado está el valor de diversión, muchas veces dado sólo por el acto de imaginar que saldría de juntarse dos “cosas” disímiles. Está el valor económico, que se genera de acercar dos o más “públicos” en un mismo producto. Y por sobre todo, es importante la valorización a la creatividad individual, el respeto hacia el nombre del que crea. Ya el producto no es cualquier cosa, es un producto que tiene nombres y apellidos, historia.
there there.
En el medio de estos dos modelos estan todas las opciones posibles, los grises imaginados. Personalmnete encuentro más poesia en el segundo ejemplo viendo y considerando que para los señores y señoras en las oficinas sólo somos números en planillas. Lo bueno es que más allá de lo que uno consuma, lo que prevalece es la identidad individual y por eso es importante tener una. Eso no te lo venden en ninguna tienda departamental.

 

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s